sábado, 18 de mayo de 2013

LA LOBA DE AL-ÁNDALUS

Tras mi breve desaparición de la que todos os habréis dado cuenta, vuelvo a retomar las riendas del blog, espero que con la misma asiduidad de antes. Y no solo tenía abandonada la blogsfera sino también, y raro en mí, la lectura. No es que la haya olvidado completamente, pero sí es cierto que el libro que tenía entre manos no ha sido el más ameno que me haya leído y encima en una época donde tengo la cabeza en otros temas.

Y precisamente os voy a hablar de este libro, que gané en el sorteo “Diciembre, mes de novela histórica” celebrado por Laky: “La loba de Al-Ándalus”. Y para ello, tendremos que remontarnos al siglo XII, concretamente en su segunda mitad. En aquella época, en la Península, habitaban distintos reinos y religiones. Los reinos cristianos se situaban en el Norte y los territorios musulmanes derivados, del Califato de Córdoba, en los reinos de taifas, se situaban en el Sur.

Las guerras se sucedían por la lucha del poder y la conquista de tierras tanto entre los propios cristianos, musulmanes y entre unos y otros. Pero, una amenaza llegó desde el norte de África y los andalusíes (hispanomusulmanes) se ven sometidos por los almorávides que llegan imponiendo una religión más severa, creando un reino fuerte y poderoso. Pero era difícil resistirse a la buena vida que las tierras de Al-Ándalus concedían; mujeres, poesía, música y vino que embriagan, con lo que, los almorávides no tardaron en caer en sus redes. Éstos empiezan a debilitar su poder y los hispanomusulmanes o andalusíes empiezan a fomentar revueltas con la ayuda de algún reino cristiano. 

"...De entre ellos llegará al poder un andalusí, descendiente de tagríes, militares curtidos en mil batallas, de origen muladí y admirador del arrojo cristian elegido rey por méritos propios, y no por herencia, creando un reino admirado por todos, el Shark Al-Ándalus (Castellón, Valencia, Alicante, Murcia, Tarragona, Teruel, Cuenca, Albacete, Jaén y Almería). Le llamaban: “El Rey Lobo”..."

Pero la gran amenaza llegaba nuevamente del Norte de África; los almohades en nombre de Dios y con una religión mucho más fanática, que la de los almorávides, venían a conquistar el resto de Al-Ándalus y a destruir el reinado del Rey Lobo.

Sebastián Roa nos trae la historia particular de este gran rey olvidado u ocultado por la historia, considerado infiel por todos: Sus conquistas, sus guerras, sus alianzas con varios reinos cristianos para evitar la llegada de los almohades y su lucha por evitar que su propio reino se divida por las continuas traiciones. A su lado contará con la inteligencia y saber hacer de una mujer única y en la cual podía confiar en los peores momentos: Zobeida, la favorita de todas sus esposas, llamada “La loba de Al-Ándalus”.

Es un libro metódico, con muchísimos datos históricos reales pero con partes noveladas según su propio autor nos aclara al final de libro. Un poco espeso, largo, con grandes batallas, lleno de amor, odio, amistad, traiciones, guerras y nada de paz. Me ha parecido un buen libro, a pesar, de que me ha costado bastante tiempo leerlo (quizá el momento no haya sido el más adecuado para mí por la época que estoy pasando). Como sabéis, ya me ha ocurrido con varios de los que he leído últimamente.

Si os gusta la historia os recomiendo que lo leáis eso sí con paciencia. Y vosotros, ¿lo habéis leído? ¿Qué os ha parecido?